martes, 2 de septiembre de 2008

El arte vive. El miedo y el odio tambien... y quieren seguir viviendo


En la antigüedad se creía que detrás del horizonte marino había un precipicio. A raíz de esa creencia nadie quería navegar mar adentro... el mito del abismo mental es parecido... cuantas veces hemos oído la frase... “si pensas mucho vas a volverte loco”. Descubrir que no había un precipicio detrás del horizonte no sirvió de mucho, la humanidad siguió creando otros precipicios... detrás del limite de su visión siempre hay uno. La profundidad de la mente es un terreno muy poco explorado, pero no existe ningún precipicio; de hecho es infinita. Nuestro cerebro tiene fin, pero la mente es mucho mas profunda que la carne. Nuestro cerebro es apenas el instrumento con el cual nos dedicamos a investigar la mente.

Desde el comienzo han existido dos controladores inmensos... podríamos llamarlos papa y mama pero como no hemos recibido mucho afecto de su parte los llamamos religión y gobierno.
Estas dos organizaciones se han disputado el control desde el principio hasta que en algún momento comenzaron a hacerse amigos... y las cosas funcionaron aun mejor. Aquella fusión fue sumamente necesaria debido a que se necesitan ambas partes. Siempre se necesita unir dos partes para realizar una creación, de otra forma es imposible lograrlo... aquello es una ley natural.
El catolicismo en occidente hizo su terrorífico aporte durante aproximadamente mil años, con su organización terrorista llamada inquisición. Muchos dicen que aquello es algo del pasado... sin embargo si alguien cometió un asesinato, se fuga y es hallado 10 años mas tarde será condenado de todas formas por la justicia, aunque aquello sea parte de su pasado. Por supuesto todos los sacerdotes inquisidores murieron hace mas de 200 años... pues no se pide que se juzguen a los sacerdotes sino a la institución... es la institución católica responsable y es su espíritu quien debe ser condenado por sus crímenes. No pedimos que sea quemado en la hoguera, porque reconocemos que todos formamos parte del espíritu inquisidor (aunque seria justo), pero ya seria hora que estas entidades tan antiguas como el catolicismo dejaran de formar parte de nuestra realidad. No podemos ser miembros ni rivales de un espíritu tan primitivo egoísta y dictatorial. Tendremos que simplemente dejar de alimentarlo, ser completamente indiferentes a una institución caduca. Un ideal o una institución o una persona solo necesita dos cosas para seguir existiendo y creciendo... miembros o amigos para volverse corpulento y rivales o enemigos a los cuales poder derrotar, usar de escalera y ganar mas miembros. El ideal opuesto, el pensamiento enemigo, fortifica nuestra confianza y sentido de competencia... alimenta nuestra ambición y pone a nuestro ideal en la ansiedad de una carrera. Nuestras creaciones se preocupan por llegar primero y se desvirtúan de su verdadera esencia.
La religión se respalda en los ataques de sus opositores. Reestablece su confianza en si misma y se esfuerza por crecer aun mas y con mayor velocidad para escapar e imponerse sobre la amenaza enemiga.

LA VIDA DETRÁS DE LAS COSAS

Todas nuestras creaciones están vivas... nuestra mente, nuestra existencia material, no es mas que una frecuencia vibrando en el infinito... una creencia, un pensamiento... una pincelada artística de nuestro peregrinaje eterno... un segundo en el sueño de nuestro ser superior. De igual forma nosotros creamos vida con cada acción aunque no estemos conciente de ello.
Nuestra existencia individual no es tan individual que digamos. Si intentas descubrir quien sos y comenzas a profundizar te das cuenta que no sos tu brazo... ni tampoco tu pierna, ni tampoco tu cerebro. Si vas mas profundo te das cuenta que no sos tus células ni sos ninguna de ellas en particular... ni tampoco un pensamiento o una idea o una emoción, o un recuerdo determinado. Sos en realidad un conjunto de todas esas cosas y ni siquiera eso. Cada célula de tu cuerpo tiene su propia vida independientemente de la tuya... de igual forma tu propio cuerpo y personalidad son parte de un orden superior... de un cuerpo superior, de una mente superior. En esta cadena infinita todos somos la misma cosa, y todos, absolutamente todos estamos vivios. Vos, yo, la rosa, la roca, tu mesa, tu cuadro, la película que ves en el cine, la silla, tu computadora, un grano de arena... cada cosa tiene su propio espíritu individual y a la vez es compuesta por miles de millones de seres. Por supuesto que el actor de una película ignora que esta creando vida. El compositor ignora que esta edificando un ser vivo… de la misma manera que vos ignoras que sos el átomo de un ser inmenso, de la misma forma que una célula ignora que da vida a un ser humano.
Cada creación artística esta viva y tiene su propia genética. La inspiración e influencia que transmite el arte son el polen de nuestras creaciones... la forma en la que se reproducen y se mantienen vivas.
Estos seres tienen su propio instinto de supervivencia y están moviéndose constantemente, actuando con su propia fuerza de voluntad aunque para nosotros hasta el momento haya sido invisible. En nuestra egolatría siempre hemos creído que somos nosotros quienes viven y controlan el resto de la “materia inerte”... nuestra poderosa individualidad. Pero de hecho nosotros ni siquiera existimos, somos tan grandes y tan pequeños como un átomo, como un dibujo, o como una canción, estamos tan vivos y tan muertos como ellos. El crecimiento de nuestras creaciones es proporcional a la inspiración con la que ha sido fabricada así como también su capacidad de influenciar y propagarse.

De la misma manera que un virus termina devastando nuestro cuerpo físico mientras mas rápido se reproduce, también el hombre destruye más rápido a la tierra a medida que se reproduce más y más sin cesar. Las personas mas inteligentes han tomado conciencia que esto es una realidad, sin embargo aun no entienden que todos estamos presos de la misma cadena infinita. Creer que el hombre es el responsable directo de su propia desgracia es no estar consciente de la realidad... significa que no hay lugar a un verdadero cambio. El viejo paradigma sigue vigente. El mismo ego de ser individual, solitario omnipotente, semidiós... solo que en vez de ser justo y bien parecido ante los ojos de dios ahora esta destruyendo el mundo. El paradigma es el mismo, es tan poderoso, tan único, que es el quien esta destruyéndolo todo. El ser humano ya no puede ser considerado responsable de sus acciones. El cannafascismo tiene conciencia sobre esta realidad. Los seres humanos somos esclavos. No de un gobierno, no de un imperio en particular, ni siquiera de un servicio de inteligencia . Somos esclavos de nuestras propias creaciones.
Durante miles de años nuestra creación mas grande en nuestra estructura mental ha sido el gobierno y la religión... lamentablemente estas son creaciones muy poco artísticas... podríamos llamarlas creaciones monstruosas. Su método de reproducción es simultáneo al método de reproducción humana. Tras miles y miles de años nuestra simbiosis con estas creaciones (gobierno y religión) ha tenido lugar. Después de tanto tiempo se ha terminado por convertir en parte de nuestro cuerpo mental. Aunque criáramos bebes en una isla sin asistencia y ningún tipo de contacto con otros seres humanos, estos niños al crecer posiblemente crearían la misma sociedad que hemos tenido hasta ahora, basada en jerarquías y creencias. Estas creaciones fueron alimentadas durante tanto tiempo que se han convertido en una enfermedad congénita y crónica. Luchar contra estos seres seria inútil ya que forman parte de nuestro sistema, de nuestra realidad humana. Nos guste o no se han convertido en una parte tan real como nuestras propias células.
Claro esta, como hemos mencionado antes, que estos seres (religión y gobierno) tienen su propia autonomía, sus deseos y ambiciones; su instinto de supervivencia y su método de reproducción. Si peleamos contra ellos entramos en una guerra con otros seres humanos y lo que es peor aun se ocasiona un duelo interno entre los seres que componen nuestra propia mente. Dentro de esta se disputan el poder distintos aspectos de nuestra psiquis; seres vivos manifestando su deseo por gobernar. Gane quien gane siempre tendremos una dictadura... siempre una parte de nuestra mente será derrotada y otra saldrá victoriosa, pero debemos recordar que ambas partes somos nosotros, de otra forma seguimos alimentando nuestro paradigma dualista infinitamente.
Estas antiguas creaciones, religión e imperio, fueron artísticas hace miles de años, pero su descendencia se ha corrompido, por un tiempo quizás muy breve han servido a la humanidad, pero luego la han esclavizado. Todos los seres humanos siguen alimentándola; quienes confían en el imperio y la religión, la construyen; quienes pelean en su contra, la alimentan. La dualidad funciona como dos imanes que se rechazan y se alejan cada vez más. El paradigma dualista crece de esa forma y el ser humano se pierde mas en el mientras cree estar luchando por un mundo mejor.
El cannafascismo es una creación dualista... no reniega de la dualidad... ya que como creación humana no tiene opción. No reniega de ser religiosa, ni imperialista. El cannafascismo no puede traerte un mundo mejor. Pero puede hacer que dejes de luchar contra tu propia naturaleza, tu propio cuerpo, tus propias creaciones. Incluso nuestros dictadores o gobernantes y militares son controlados por estas formas de vida que hemos creado hace miles de años.
Como cannafascista tu misión es volverte consciente... fabrica arte con tus cualidades religiosas y se creativo con tu parte imperialista... pero no ignores que son seres vivos que te componen... y tampoco permitas que en su ambición le quiten el lugar a tus otros seres vivos... a tus otros dioses… el amor, la compasión, el entusiasmo, la inocencia etc. Siendo consciente que todos ellos tienen vida tu gobierno se vuelve armonioso... en tu sistema ya no hay ignorancia... todas las sensaciones pensamientos e ideas vivas de tu mente comienzan a valorar la realidad del otro, de la sensación o idea opuesta.
Si luchas contra tu propio imperialismo y tu propia religión, la religión y el imperialismo ya te conquistaron, porque estas actuando por medio de una creencia inconsciente y porque estas imponiéndote sobre tu propia naturaleza... así que ahora sos un religioso, imperialista y además inconsciente, porque ignoras que lo sos. Pero si reconoces que estos son seres reales y vivos, y das lugar a que se manifiesten junto a todas tus otras partes, tu realidad se vuelve artística y tu contribución a la humanidad deja de alimentar al viejo paradigma dualista del imperio y la religión de ignorancia. El reino de la enemistad, de la guerra y el control termina en tu mente. Todos los seres vivos que te conforman, ideales, emociones, pensamientos comienzan a hacerse amigos, por mas alejados y distintos que sean reconocen que son parte de un mismo ser inmenso que sos vos. Entonces por primera vez en toda tu vida vas a experimentar paz real, no basada en tu identificación con una u otra parte de tu mente, sino paz en la armonía sobre ambas partes, sobre todas sus partes, y con todos los seres sensoriales y emocionales que la componen.
Cuando logres amigar la vida qie existe en tu propia mente vas a comenzar a ser útil para una verdadera revolución en la humanidad, incluso en el plano físico, social y cultural... cualquier otra revolución que intentes será una mentira, un engaño, otra imposición, otra dictadura, beneficiosa para algunos, perjudicial para otros; contribución al paradigma dualista. Lo mismo de siempre; una ilusión.

4 comentarios:

tormenta lunar azul dijo...

:)

Oceaniia dijo...

gracias von co:se l
cannal fascine rosso
felicidad
regocijo
me
pro
voc
as
pu
t
i

Le Sauvage dijo...

me estan haciendo garcha -.-

dani3la dijo...

antítesis de la vida